Pasión por Oviedo

Wenceslao López es un incompetente que quiere llevar a Oviedo a la época gris de los años 80  El tripartito debe ponerse de una vez a trabajar y ejecutar las obras en el Auditorio 

Pando
Domingo, 2 de diciembre.- La obsesión de Wenceslao López por mirar atrás y culpar permanente al PP de todos los males empieza a rayar en lo patológico.
El señor a Alcalde, ninguneado día si y día también por sus ¿socios? de Somos Oviedo, está tratando de llevar a la ciudad a los años 80, aquel periodo de triste recuerdo en qué la ciudad estaba deteriorada y no se ejecutaban inversiones.
La fijación con el PP, al que acusa de todos los males habidos y por haber, más haya de ser una fijación,  ya no le sirve de coartada; lleva tres años y medio  al frente del Ayuntamiento y su balance de gestión no puede ser más paupérrimo.
En el caso concreto de las obras que necesita el Auditorio y la incapacidad manifiesta que el tripartito está teniendo para ejecutarlas , estamos ante un claro ejemplo de la incompetencia de gestión propia de estos señores.
Ocultaron los informes que alertaban de las carencias en materia de seguridad que necesitaba el edificio y sólo abordaron el problema cuando se conocieron a través de lo medios de comunicación. La reacción fue entonces la de siempre, culpar al PP.
Hoy tras más de dos años de esos hechos seguimos igual: el Auditorio funcionando a medio gas, con limitaciones de uso y con un gobierno incapaz de poner en marcha los trabajos de adecuación.
El único que debe pedir perdón a los ciudadanos es el señor López, lo debe de hacer por el daño, que su manifiesta incapacidad y la de su equipo, está causando al Auditorio, daño que está limitando y perjudicando a los usuarios del inmueble.
El Auditorio es un equipamiento vital para la ciudad, un equipamiento que puso en marcha el PP y que en su momento cumplía con la normativa; con el paso de los años se ha tenido que  adaptar, como no podía ser de otra manera, a las nuevas reglamentaciones en materia de  seguridad, pero el  tripartito, como en tantas otras cuestiones, está siendo  incapaz de ejecutarlas. No tienen capacidad, no tiene ideas, por tener no tienen ni un mínimo de unidad.
Lamentablemente somos los ciudadanos de Oviedo  los que sufrimos las consecuencias de su inoperancia.
José Ramón Pando

 

facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies